Inicio » Empresas » ¿Cómo están siendo las nuevas oficinas tras el COVID-19?

¿Cómo están siendo las nuevas oficinas tras el COVID-19?

Nos hemos pasado meses trabajando en casa. Algunos ya están acostumbrados, porque es el lugar desde el que trabajan. Pero muchos otros han tenido que adaptarse a este nuevo entorno y dejar las oficinas a las que iban cada día. Tras este período, todo ha cambiado y hasta los entornos parecen estar haciendo un proceso de transformación para tratar de encajar con los empleados. En Recursos Humanos tratan de coordinar el regreso del equipo, de manera que se pueda garantizar su seguridad.

Diseños seguros

El diseño de las oficinas ya era algo que estaba en auge por la necesidad de hacer espacios más adaptados a las reales necesidades de las personas que lo habitan. Con este tsunami que hemos vivido, hay que valorar de qué manera las nuevas oficinas nos van a acoger.

Se trata ya no solo de que sean cómodas y se encarguen de estemos entre bienestar y productividad. Ahora es importante asegurar nuestra seguridad. Es vital que en el entorno individual y en el de todo el equipo donde se comparten espacios, se garantice la seguridad, limpieza y sea saludable.

Ahora debemos tener en cuenta las recomendaciones que nos llegan. Y solo con relacionarnos, ya hay que cambiar costumbres, porque hay que mantener las distancias entre y otros, hay que espaciar las mesas y entornos de trabajo y cada empleado debe tener todo el equipo adecuado.

Mix entre teletrabajo y nuevas oficinas

La verdad es que desde que el teletrabajo llegó con el confinamiento, muchas organizaciones no dejan de trabajar en encontrar ese equilibrio entre mantener a parte del equipo teletrabajando y el regreso a las oficinas. Por lo tanto, aumentará esa parte de la plantilla que estará conectada en cualquier otro sitio que no sea la oficina. Se plantea que no todos tengan que venir todos los días de la semana. La idea será que ese lugar sea un entorno donde encontrarte con el equipo, tener un espacio social con los compañeros y reunirte en caso de necesidad.

Los entornos colaborativos deben seguir existiendo porque son la base de una cultura cohesionada y participativa. Además, es donde permitimos que se cocree y se genere innovación.

En casa, con los niños, en espacios pequeños… nos hemos sentido enjaulados y ahora muchas personas están incluso planteándose dónde están viviendo y cambiando piso por casa con jardín y vistas. En las empresas esa necesidad también está llegando, de manera que haya ventanales permitan más visibilidad hacia el exterior. Pero hay que entender también como hemos valorado que, en casa, hayamos tenido esos espacios donde se respetaba nuestro trabajo.

Las nuevas oficinas van a tener que lidiar con ese híbrido entre espacios abierto de colaboración y espacios que permitan esa intimidad y tranquilidad. La gente está cansada de videoconferencias a todas horas y tenemos que encontrarnos con nuestro equipo.

Estas semanas han permitido a muchas organizaciones evidenciar el sentimiento de pertenencia de sus empleados. Cuanto más lejos hemos estado, más unidos y conectados.

Materiales y tecnología

Desde pantallas transparentes que permiten que llegue bien la iluminación pero que protegen, inteligencia artificial, aplicaciones de control, etc. Se trata de poner la tecnología para acercarnos a la seguridad. Vamos a necesitar que no solo no haya contacto entre nosotros, sino entre nosotros y las máquinas, de manera que los sensores van a ir ganando protagonismo.

Por supuesto, ya en todas partes tenemos acceso al famoso kit, mascarillas y gel, en algunos casos también guantes. La idea es que no solo nos enfrentemos a este periodo de adaptación, sino que estemos preparados para nuevos rebrotes y podamos reaccionar con más rapidez a las necesidades que nos vayan llegando.

Seguramente vamos a empezar a ver oficinas menos repletas de gente, menos corrillos en los pasillos y pocos coincidiendo en los ascensores. Es posible que llegue el momento en el que ni tengamos que tocar los botones para acceder ni para subir, ya que la tecnología contactless nos lo facilitará. Puertas y accesos, reconocimiento facial u ocular que detectará si tienes fiebre o no, con lo que te permitirá o no el acceso, serán las nuevas oficinas.

Tendremos oficinas donde el aire sea puro y habrá que ventilar y tener sistemas que lo controlen para garantizar la pureza del aire que respiremos. Se deberán tener en cuenta los aparatos de aire acondicionado que reutilizan filtros.

Las nuevas oficinas ya están reinventándose, tratando de acelerar esos cambios que necesitamos para poder trabajar juntos, con todas las garantías y elementos que permitan seguir con nuestras funciones, relacionarnos y hacerlo en nuestro lugar de trabajo. ¿Tenéis vuestras oficinas ya adaptadas para la nueva normalidad?

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Especialista en Employer Branding y asesora de Gestión del Talento en las empresas. Apasionada de la comunicación, las personas y cómo potenciar sus habilidades. Su objetivo es conectar a las personas en su entorno de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


¿Cómo están siendo las nuevas oficinas tras el COVID-19?