Inicio » Evaluación Desempeño » Cómo medir el talento y su desempeño

Cómo medir el talento y su desempeño

Sabemos ya en Recursos Humanos lo importante que es medir y medir. Buscamos tener argumentos para poder tomar las mejores decisiones en el área de personas, que impacta directamente a todo el negocio. Medir el talento de las personas y su desempeño nos va a ayudar a alinear objetivos con las personas.

Medir para ser estratégicos

La posibilidad de medir el talento, de evaluar qué métricas debemos tener en cuenta, relacionadas con las personas, nos va a permitir adelantarnos, prever y evaluar con mucha más información. El impacto de todo lo que suceden en RRHH nos hace buscar el control, saber de qué manera una acción mejora o no el proceso.

Estamos trabajando con personas, por lo tanto, nuestra relación es lo más importante que debemos cuidar. Saber de qué manera el resultado es mejor, es vital para la buena sinergia de nuestro trabajo en equipo. Debemos tener en cuenta, que es el factor más importante para valorar si un objetivo puede llegar a cumplirse o no.

Uno de los grandes argumentos que tiene RRHH a la hora de medir, es el factor estratégico. Nos ha costado entenderlo, pero ahora podemos ser mucho más creíbles. Las métricas nos dan la razón, y ahora alineados con negocio, podemos aportar información que permita tomar mejores decisiones siendo así estratégicos.

¿Por qué? Porque si las personas forman parte de nuestro foco, serán decisivos en las decisiones que tome el negocio para sus futuras acciones. La competencia también se rige en cómo gestionamos y medimos nuestro equipo humano.

¿Qué es un KPI’s o indicador?

Las siglas KPI, en inglés Key Performance Indicator, nos indican las métricas que ayudan a medir y cuantificar teniendo en cuenta el objetivo que nos hemos marcado. Deben ser SMART (específicos, medibles, asequibles, relevantes y alcanzables).

Tener claros qué KPI’s vamos a valorar para medir en la gestión del talento, es importante porque ahí se verá el alineamiento con la estrategia de la compañía. Debemos ir más allá en Recursos Humanos, de los datos básicos en el área de personas, que nos aporten información sobre los empleados. Números, tipos de contratos, roles, etc.

Enfocarnos de igual forma en datos económicos y en datos de satisfacción de personas, nos hará una organización realmente exitosa. Las nuevas tecnologías nos permiten hoy en día poder llevarlo a tiempo real, de manera que las decisiones vayan en esa línea, y ahí nos ayudamos con el Big Data.

¿Cómo medir el talento?

Dentro de RRHH podemos trabajar en los diferentes procesos que implican a las personas para medir, procesos de selección, competencias, mapas de talento, comunicación interna, desarrollo, liderazgo, bienestar, satisfacción, motivación. etc. Tener un mapa de talento, nos ayudará.

Tiempo de adaptación

¿Cuánto tardan las personas en llegar a los objetivos? Cuando una persona nueva ha de adaptarse a la compañía necesita tiempo, pero podemos medirlo para determinar si el talento que se incorpora, necesita más o menos. Eso nos indica si hay variación entre las diferentes personas, qué puede estar causando esas variaciones en función de cada uno. Nos puede dar información sobre las personas nuevas, son las más adecuadas para esas funciones.

Gamificación

Juguemos y además de disfrutar, aprenderemos y tomaremos mejores decisiones. La gamificación en RRHH aporta que las personas se diviertan, participen, colaboren y el resultado puede aportarnos información sobre sus necesidades, sus intereses, sus fortalezas o aquellos aspectos a desarrollar. Ayuda en el reconocimiento, el feedback, en sentimiento de equipo y en el clima laboral.

Desarrollo

Para poder aportar un correcto desarrollo y que puedan ser más eficientes los empleados, debemos ofrecer las herramientas necesarias. Esto se mide de la siguiente forma: inversión realizada para cada persona asociada a sus habilidades y su mejora en el rendimiento. Si este KPI’s sube, nos indica lo implicado, satisfecho y comprometido.

Absentismo

Cuando la gente no acaba de estar comprometida, algo debemos hacer. Este KPI nos informa sobre cuanto de comprometidos están los empleados. Faltar al trabajo, llegar tarde o pedir muchos permisos nos puede dar datos sobre el tiempo que las personas utilizan para cuestiones que nada tienen que ver con sus funciones. Este es un dato muy asociado a la motivación. Nos aporta información para saber si lo que hacen les aporta, les llena o les aburre o desmotiva.

Rotación

Conocer cuánto tiempo tardan los empleados en moverse de nuestra compañía a otra, nos aporta mucha información. Nos ayuda a comprender el nivel de permanencia, el vínculo que adquieren con nosotros y aunque puede de entrada parecer que no tiene nada que ver con su talento, es un dato relevante porque tener alta rotación nos puede ayudar a entender los costes que puede estar asumiendo el área de personas.

Hay que evaluar qué se está haciendo mal. Procesos de selección, employer branding, liderazgo, cultura, algo debemos corregir. Esto está íntimamente relacionado con su compromiso, su sentimiento de pertenencia y su conexión con la organización. Lo calcularemos dividiendo las bajas que hemos tenido entre el número total de empleados.

¿Cómo medir el desempeño?

Existen diversas técnicas para poder medir el desempeño de los empleados. Te dejo las 2 más usuales.

Evaluación 360

Para poder tener los datos sobre la productividad de nuestro equipo debemos conocer las competencias y conocimientos que han de tener para llevar a cabo sus funciones. Analizar su estilo de liderazgo, su conducta o aquellas habilidades más técnicas.

Para llevar a cabo una evaluación 360 necesitamos a todas las personas que alguna cosa tienen que ver con el empleado que queremos evaluar, su jefe, compañeros y su propia evaluación. Nos ayudará a ver sus fortalezas y puntos de mejora.

Evaluación 9 cajas

Se trata de una evaluación global de cada persona donde podemos ver rápidamente la combinación de una clara consecución de objetivos marcados y de una evaluación 360. Se trata de una caja con 9 cajitas, en las que podemos evaluar por un lado el potencial y por el otro el desempeño, midiendo desde bajo, esperado o alto en cada una hasta tener 9 opciones posibles.

Tener una visión clara de cómo es el talento y su desempeño hará de tu organización, una empresa más competitiva y eficaz. De entrada estarás acercándote a tus objetivos y a las personas que forman parte de la empresa.

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Especialista en Employer Branding y asesora de Gestión del Talento en las empresas. Apasionada de la comunicación, las personas y cómo potenciar sus habilidades. Su objetivo es conectar a las personas en su entorno de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Cómo medir el talento y su desempeño