Inicio » Actualidad » Cómo elegir una carrera universitaria que conecte contigo

Cómo elegir una carrera universitaria que conecte contigo

Muchos son los estudiantes que esta semana han tenido que cursar la EVAU (o EBAU, la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad). Recursos Humanos siempre atento a nuevo talento, observa como cada año, nuevos jóvenes se adentran en el mundo laboral. Si en tu caso aún a pesar de haber cursado la EVAU, todavía no tienes claro qué carrera universitaria quieres elegir, aquí te dejo unas preguntas y consejos que pueden ayudarte.

Dudas y mil dudas

Una de las cosas que veo más en los jóvenes, es la duda de no saber hacia dónde tirar. Es normal que con 18 años aun no se tiene mucha idea de qué se nos viene encima, pero hay una serie de factores que llevamos de serie, y desgraciadamente no es algo de lo que nadie se examina. ¿Qué puedo estudiar? ¿Qué carrera universitaria decidir? ¿Cómo saber el camino que debo coger?

A esa edad muchas veces no se es capaz de saber qué planes hay para el fin de semana, como para saber cómo se quiere enfocar el futuro. Hay casos en los que esto no se da, ya que existen personas que tienen muy claro cuál es su ikigai (su propósito), aquello a lo que quieren dedicarse, porque además forma parte de su pasión y su sueño. Pero no todos tienen esa claridad a esa edad. Y quizás tenemos este problema por cómo educamos a nuestros pequeños, pero esto da para otro post. Hoy vamos a centrarnos en ayudar a quienes ahora mismo, necesitan luz sobre cómo decidir qué carrera universitaria seleccionar.

Decidir algo que parece tan crucial, no es fácil. Más aun cuando parece que estás sentando las bases de todo tu futuro. Subimos la presión ¿verdad? Con este post, quiero relajarte un poco. Nada de lo que decidas ahora, estará escrito en piedra y será inamovible. De hecho, cuanta más presión te quites eliminando esa idea, mucho mejor para decidir. Porque ¿sabes qué? La vida está llena de cambios, algunos que vienen solos, y otros que los provocarás tú. Y son muy buenos esos cambios, porque pueden darte una nueva visión y despertar cosas que ahora están dormidas. Así que no desesperes. Por ahora vamos a ver cómo salir de la que tenemos encima estos días.

¿Cómo elegir la carrera universitaria?

Escoger cuál es la carrera universitaria a la que le vamos a dedicar los próximos años de nuestra vida, no es fácil, si no has tenido una vocación clara desde siempre. El punto de partida, inevitablemente eres .

Autoconocimiento

Toda decisión que incumbe a nuestra persona implica algo muy importante: autonocimiento. ¿Cómo vas a escoger una carrera universitaria si no te conoces bien? Sí, lo sé, parece una obviedad, pero de verdad, créeme, no es algo que nos enseñen en el colegio, y por eso seguramente ahora estás con algunos miedos y bloqueos.

Conocernos bien, significa entender cómo somos, cómo sentimos, cómo pensamos, qué nos mueve, qué nos motiva, qué nos hace vibrar y qué nos hace estar en estado de Flow. El estado de Flow es aquel estado en el que somos altamente productivos, porque estamos haciendo algo que nos apasiona y con lo que disfrutamos. Esto es algo imprescindible en las organizaciones, con lo que es vital que éstas, busquen talento que, en su estado de Flow, pueda ser altamente productivo para sus propios objetivos. La idea es que tanto profesional como empresa, estén conectados haciendo algo que gusta, en un lugar que gusta.

Escoger una carrera universitaria implica invertir horas y horas a unos estudios, que por lo menos deben motivarte, inspirarte, y que, más allá de a lo que vas a dedicarte profesionalmente, tienen que gustarte. Que te guste estudiar ya es todo un reto, lo sé. Pero por eso, es tan importante que te conozcas. No es lo mismo que estudies Filosofía, que te pongas a estudiar Álgebra. No se trata sólo de lo que has hecho más, o de dónde has sacado mejores notas. La pregunta es ¿cuál de ellas te hace sentir algo más parecido a disfrutar que la otra?

Te recomiendo que te hagas muchas preguntas. Que te sientes tranquilo, que cojas papel y boli, o que te plantes delante de tu ordenador y respondas a preguntas como:

¿Qué carácter te define? ¿Cómo te relacionas? ¿Eres abierto y sociable, o más bien introvertido e independiente? ¿Quizás eres más reflexivo u orientado a la acción? ¿Eres emocional o racional? ¿Disfrutas más en soledad con tu móvil u ordenador o rodeado de personas? ¿Cuáles serían esas soft skills que te definen? Quizás puede ayudarte este listado: empatía, gestión del tiempo, proactividad, liderazgo, capacidad de aprendizaje, de adaptación, resiliencia ¿Qué consideras que tienes más fuerte, aquello en lo que brillas? Para responder a esta pregunta, fíjate en aquello que haces de forma natural, aquello para lo que tus amigos te llaman, porque se te da tan bien.

Fortalezas

Piensa como si tuvieras que contratarte tú. Eso puede ayudarte a verlo con otra perspectiva. Y si no, siempre puedes preguntar a los que más te conocen por esas fortalezas en las que más brillas. ¿Cuáles son tus mejores competencias, habilidades? ¿Te expresas bien? ¿Eres alguien que se entrega a los demás de forma natural? ¿Tus conocimientos son más bien técnicos? Ten en cuenta aquello que tú haces algo mejor que los demás, quizás también porque es algo que no te supone mucho esfuerzo.

Áreas de mejora

Es importante que prestes atención a aquellos aspectos con los que no te es fácil destacar y aportar más valor. Porque eso puede hacer que escojas esa carrera universitaria por razones equivocadas. Las únicas razones que tienen que moverte son: tú. Por lo tanto, entender bien cuáles son esos aspectos en los que puedes diferenciarte para aportar valor, es importante. De la misma manera, entender aquellas áreas que quizás no son lo mejor de ti, también te dará pistas de qué carrera universitaria puede costarte más o incluso ser un auténtico suplicio para ti.

Quizás piensas que ADE es lo que tiene más salidas, o que es lo que te han dicho que debes cursar. Pero quizás ahí tus fortalezas te hacen ver otros caminos donde sí puedes brillar. ¿Te imaginas a alguien estudiando Veterinaria que no se plantee curar a un animal?

Actividades e intereses

A veces nos centramos para escoger la carrera universitaria, en la parte profesional. Por eso tienes tandas dudas, porque aún no estás ahí y no sabes bien cómo es. Pero debes pensar como persona, no como profesional. Piensa en todas esas cosas con las que más disfrutas. ¿Qué actividades te hacen sentir mejor? ¿Cuál es ese ambiente de trabajo en el que crees que disfrutarías más?

La idea es que imagines, que visualices, y muchas veces, ya podemos descartar muchas cosas. La carrera universitaria, nos ayuda a entender cuáles pueden ser esos entornos donde podemos imaginarnos.

Nos imaginamos algo con lo que “debemos” trabajar. Pero piensa en aquellas actividades e intereses que tienes. ¿No crees que es mejor dedicarte a algo con lo que lo pasas bien? Aquello que te apasiona, aquello con lo disfrutas y pierdes la noción del tiempo, es algo con lo que te sientes motivado y por tanto, con lo que fácilmente podrás comprometerte.

Asignaturas

Te puede ayudar también mirar hacia atrás, para ver en qué asignaturas has podido disfrutar un poco más que en el resto y en cuáles has tenido las mayores dificultades. El hecho de ver en cuáles has tenido más facilidad y cuáles has comprendido mejor, puede darte también muchas pistas, de cuál podría ser tu mejor elección. No olvides que estás eligiendo algo con lo que debes disfrutar. No es una decisión que te lleve al sufrimiento. Esto es muy importante. De ahí que hagas todo este itinerario de autoconocimiento, para centrarte en ti.

Valores

¿Cuáles son los valores que rigen en tu vida? ¿La generosidad y ayudar a otros, tener dinero y prestigio, poder disfrutar de tu tiempo con los tuyos o vibrar con lo que te gusta? Piensa en aquello que te inspira, te mueve y podrá darte más pistas de aquella carrera universitaria que puede acercarte a eso.

Visualiza

Imagina tu futuro trabajando. ¿Te imaginas en una oficina? ¿Delante de un ordenador? ¿Diseñando para otros, quizás casas o ropa, en un espacio creativo? ¿Con personas a las que orientar, ayudar o inspirar? ¿Te ves viajando mucho? ¿Te ves en un entorno más tranquilo o urbano? Todas estas preguntas pueden acercarte a aquello con lo que conectas más.

Ya tienes un poco de información sobre cómo eres. Ahora haz una lista con todo o que haya salido y puntúa del 1 al 10 para ver qué te motiva más, qué es lo que te gusta hacer, dónde disfrutas y hacia dónde te ves. Esta información te acercará a seleccionar una carrera universitaria que encaje mucho mejor contigo.

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Especialista en Employer Branding y asesora de Gestión del Talento en las empresas. Apasionada de la comunicación, las personas y cómo potenciar sus habilidades. Su objetivo es conectar a las personas en su entorno de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Cómo elegir una carrera universitaria que conecte contigo