Inicio » Búsqueda de empleo » ¿Cómo saber que has de cambiar de trabajo?

¿Cómo saber que has de cambiar de trabajo?

Hablar de cambiar de trabajo en estos días, parece algo absurdo. Muchas personas lo han perdido, otras están en un ERTE, otras replanteándose importantes cambios debido a una enorme incertidumbre. Todos estamos tratando de aprender en esta situación, incluso Recursos Humanos, ya que quizás no se había dado cuenta de cuándo alguno de los empleados se está planteando irse.

Trabajo y bienestar

Quizás es algo cada vez más interiorizado, pero hasta no hace mucho, hablar de trabajo y bienestar en la misma frase, parecía algo irracional. Nada más lejos de la realidad. El hecho de dedicarle muchas horas a algo debería ser algo que nos aporte no solo aspectos económicos. Nuestra satisfacción realizando una actividad impacta no solo en el resultado, sino en nuestra buena sensación durante la misma.

Lo he comentado en infinidad de ocasiones, pero bienestar del empleado y productividad van de la mano, así que debemos tener esa conexión en nuestro puesto de trabajo. Si eso está empezando a fallar, debes plantearte si es momento de un cambio de trabajo.

No te sientes valorado

Estar en un trabajo en el que no sientas que estás valorado hará que te desconectes del proyecto. Estar desconectado suele estar asociado a que te cueste levantarte por las mañanas para ir a trabajar. Esa es otra de las muestras a las que tienes que prestar atención para saber que es un buen momento de cambiar de trabajo.

Que te den feedback, que te informen de cómo vas, que se comuniquen contigo, es vital para que te sientas vinculado. El reconocimiento es esencial para que tu compromiso siga fuerte, de otra manera ¿cómo vas a saber que tú eres importante para ellos? Si te das cuenta de que no lo eres, o no te lo han demostrado, es momento de pensar.

Mala relación con jefes

Tus jefes, tus superiores son una de las mayores razones por los que la mayoría de las personas, han cambiado de trabajo. La relación que se genera impacta mucho en los empleados, genera tensión y mal ambiente, ingredientes muy potentes para tomar de la decisión de cambiar de trabajo. El estilo de liderazgo afecta mucho en el bienestar de las personas de una organización.

No ves desarrollo

Es posible que el hecho de sentirte estancado, donde no puedes crecer profesionalmente, donde no hay desarrollo a la vista, sea otra señal. No avanzar en tu día a día paraliza tu crecimiento y eso a la larga hace que te quedes atrás. Que no puedas progresar, no solo por formación, sino que no vayas a la par con la organización en sensación de proyección, es motivo para que pienses en cambiar de trabajo.

Mirar hacia el futuro con el reto de seguir avanzando es una motivación para el esfuerzo y de tu propia implicación en el proyecto.

Te aburres

Disfrutar con lo que hacemos, parece que es algo que se ha criticado por tener que diferenciar entre placer y trabajo. ¿Por qué no vas a dedicarte a algo que realmente te gusta hacer? Parecía algo malo, pecado, algo que no estaba bien, eso de pasarlo bien el trabajo. Aburrirse en tu día a día es una muestra clara de que tienes que cambiar de trabajo.

Tu felicidad depende de absolutamente todo lo que haces, y el trabajo es una parte importante de tu tiempo. Piensa en cuantas horas te pasas ahí y si merece la pena desperdiciarlas dedicando tu esfuerzo a algo que te aburre. Desarrollarte profesionalmente es algo que a todos nos enchufa, por lo que busca siempre lo que te haga crecer, lo que te haga sentirte realizado, valorado y reconocido.

No es lo tuyo

¿Cuántos domingos por la tarde piensas que mañana es lunes y que menuda lata el tener que ir a trabajar? Trabajar por necesidad debería ser una emergencia de la que salir cuanto antes. Una cosa es cubrir aquello que es necesario para sobrevivir. Otra cosa es permanecer en un lugar que no es el nuestro si hay opciones.

Nos han hecho creer que no podemos elegir, y es un error. El dinero es una opción, pero si nos paramos a mirar lo que realmente le importa a cada uno, no somos iguales. A cada persona le importa o valora diferentes cosas. Unos, quieren más tiempo con la familia, otros, desarrollo dentro de la compañía, otros, descuentos en servicios, otros, actividades en equipo.

Tus valores no cuadran con la cultura

Sentir que algo no encaja entre lo que tu piensas, tus valores y principios y lo que la organización demuestra con su forma de hacer, es una de las razones que más te tienen que hacer pensar a la hora de cambiar de trabajo.

Es imprescindible estar en equilibrio con lo que uno hace, sentir que forma parte de algo con lo que conecta. Es incoherente trabajar en una empresa que va en contra de algunos de los ideales que más arraigados tienes. Revisa si la empresa comparte en su cultura, tus valores.

Lo más importante es que sepas por qué estás haciendo lo que haces donde lo estás haciendo. Eso le da sentido y si descubres que no lo tiene, debes entender que cambiar de trabajo puede ser una opción.

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Maribel García
Especialista en Employer Branding y asesora de Gestión del Talento en las empresas. Apasionada de la comunicación, las personas y cómo potenciar sus habilidades. Su objetivo es conectar a las personas en su entorno de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


¿Cómo saber que has de cambiar de trabajo?