Inicio » RRHH » ¿Somos una organización flexible? Claves para identificarlo y mejorar

¿Somos una organización flexible? Claves para identificarlo y mejorar

Ser flexibles significa tener elasticidad para movernos fácilmente. Extrapolar el concepto a las empresas, es tener una clara visión de lo que ha de tener para ser competitiva. Una organización flexible tiene más números de tener éxito y ganar terreno a las demás. Desde Recursos Humanos debemos observar aquellos aspectos que nos indican cómo ganar flexibilidad. Con esto, tendremos doble ganancia, ya que se verá beneficiado el rendimiento.

Entornos cambiantes

Cuando nos movemos en entornos dinámicos, ser una organización flexible es imprescindible para casi subsistir. De hecho, es una de las habilidades más necesarias en las empresas en los días que estamos viviendo. Estos cambios son altamente complejos, por lo tanto, nuestra flexibilidad debe ir a la par.

Cuando ante una tormenta fuerte, vemos un tronco flexible, será más adaptable a este entorno difícil. Un tronco rígido corre el riesgo de partirse. Las organizaciones tienen esa misma materia y el entorno es igualmente gráfico. La tormenta que está sobrevolando nuestro cielo estos meses, nos obliga a ser una organización flexible para mantenernos a flote.

¿Cómo es una organización flexible?

Cuando la empresa es capaz de resolver las dificultades y dar respuestas a todos los cambios que suceden a su entorno, es una organización flexible. Se diría que es algo así como tener una piel firme pero adaptable a lo que pasa fuera, siendo así conscientes. De otra forma, las paredes se tornan muros aislados donde ni entra ni sale nada. Esto puede provocar muchos bloqueos, lentitud en los procesos, incluso la muerte de la propia organización.

Una organización flexible es ágil, toma decisiones de forma rápida y constantemente. Lo importante es que son estratégicas y pensando en las personas, siendo lo más coherente con su propósito. Una de las características de este tipo de empresas, es que saben cuando desprenderse de políticas, acciones y fórmulas que no funcionan y cuando abrazar a nuevas e innovadoras iniciativas.

Puedes darte si sois flexibles o no cuando sois capaces de reaccionar de forma rápida a los cambios del mercado o si atraéis al talento que necesitáis. También si tomáis decisiones financieras que mejoran las curvas presentadas o si se fomenta el intercambio de ideas de cualquier miembro del equipo.

Factores Soft

Cultura

Es importante tener claro cómo la cultura puede impactar en una organización flexible. Es el motor y debe estar bien asentada, bien comunicada y conectada con todos los miembros. Se nota la flexibilidad cuando las personas pueden aportar, influir y participar de la construcción y evolución de la cultura. Este es el factor que muestra la importancia de las soft skills para crear una mentalidad abierta y colaborativa.

Para que seamos ágiles y que toda la organización aporte y se implique, tenemos que haber trabajado bien nuestra cultura, nuestros valores, nuestra misión. Es importante definir nuestra esencia y una identidad compartida. De esta manera, la flexibilidad no se apoya en los factores hard (tecnología y estrategia), sino precisamente en la parte soft (cultura y personas). Es importante en este punto ser abiertos precisamente para acoger la diversidad y no imponerse y cerrarse.

Personas

En una organización flexible, las personas son el centro. El entorno es un espacio abierto donde hay oportunidad para el diálogo y donde la comunicación es innegociable. Nuestro estilo de liderar tiene un gran peso para determinar la agilidad de la organización. Ser flexibles implica que tengamos visión para cambiar de rumbo o para resolver la incertidumbre. Hay que adaptarse y saber trasladar al equipo confianza.

Cuando las personas tienen claro qué hacen en la empresa, tienen definido su talento y los objetivos, también pueden incidir en los cambios y en su implantación. Se trata de compartir visiones, y en no ser simplemente peones sino piezas clave en el juego.

Factores Hard

Tecnología

Es esencial contar en el viaje con la tecnología y la innovación. Si seguimos funcionando con recursos y procesos que nos ralentizan podemos estar sufriendo importantes bloqueos. Para ser una organización flexible debemos poder implementar sistemas que agilicen procesos, que nos ayuden a trabajar estemos donde estemos, que existan redes internas para establecer canales de comunicación, etc.

Estrategia

El itinerario y la forma de llegar al objetivo, ha de estar alineada con los otros elementos para que seamos una organización flexible. En este punto es clave que haya precisamente esa flexibilidad entre lo que tenemos en mente, lo que tenemos estructurado con lo más intuitivo, con aquello que llega nuevo y debemos intercalar.

Es muy difícil a estas alturas, prever todo lo que va a venir, por eso es importante ser una organización flexible con personas que estén preparadas para entornos inciertos donde la estrategia sea firme pero flexible. Estar alerta, escuchar de manera interna y hacia fuera es primordial, de manera que tengamos acceso a todos los posibles recursos.

Ser una organización flexible nos otorga mayor crecimiento, además de contemplar en los últimos meses, como es un factor determinante para la atracción de talento. Así que cuida a las personas, define la estrategia y la cultura y apóyate en la tecnología. La mentalidad flexible es la puerta para que tu organización también lo sea.

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Especialista en Employer Branding y asesora de Gestión del Talento en las empresas. Apasionada de la comunicación, las personas y cómo potenciar sus habilidades. Su objetivo es conectar a las personas en su entorno de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


¿Somos una organización flexible? Claves para identificarlo y mejorar