Inicio » Actualidad » 8 competencias más demandadas a los postgraduados para puestos en teletrabajo

8 competencias más demandadas a los postgraduados para puestos en teletrabajo

Si algo estamos viviendo a nivel mundial es la masificación del teletrabajo, todas las industrias están diseñando sus procesos de tal forma que la presencialidad no sea un impedimento para alcanzar sus objetivos, claro está, habrá funciones que no podrán sumarse; al menos por el momento, a este nuevo formato de relaciones de trabajo; pero lo que sí es cierto es que como profesionales se nos van a demandar competencias que hasta el momento no eran necesarias.  En este post, te cuento las 8 competencias más demandadas a los postgraduados para puestos en casa.

¿Qué son las competencias?  

Cuando hablamos de competencias, nos referimos a comportamientos que predicen el éxito, en otras palabras, es la manera en la que desempeñamos nuestra función y alcanzamos el objetivo.  

Cada empresa o incluso cada departamento puede tener un listado de competencias claves, estas habilidades se ven influenciadas por la cultura de la organización, la naturaleza del negocio y la experiencia de éxito que se haya tenido en el pasado. Es por esto que no necesariamente todas las empresas valorarán las mismas competencias, cada una tiene su historia.  

Lo que sucede con la masificación del teletrabajo, está haciendo que los modelos de competencias de todas las empresas cambien, el entorno hoy es más VUCA porque la incertidumbre se apodera de las decisiones, es así como las empresas necesitan incorporar profesionales con habilidades particulares que les permitan mantenerse ante los cambios constantes.  

Porque el entorno hoy demanda profesionales capaces de trabajar en situaciones de constante cambio, es así como.  

¿Qué tipo de profesionales necesitan las empresas?  

Parte de la respuesta adaptativa de las empresas ante la situación,  ha sido acelerar la implantación de herramientas tecnológicas, reconociendo que es necesario para lograr la gestión a distancia; pero a diferencia de lo que muchos creen la tecnología es un medio no un fin en sí mismo; es por ello que cuando evaluamos las demandas reales del entorno laboral, podemos ver que tanto los perfiles técnicos como los perfiles administrativos siguen siendo necesarios en empresas de diferentes sectores.  

Ser un profesional que encaje en las demandas actuales del mercado laboral pasa por:  

Competencias claves en entornos de teletrabajo  

Cuando nuestra función pasa a la modalidad de teletrabajo, o también conocido como esquema de trabajo flexible, podemos creer que solo se refiere a un cambio en el lugar físico donde se realiza la actividad laboral, pero esto es solo la punta del iceberg; el teletrabajo implica que el profesional incorpore hábitos que condicionan el éxito en la nueva realidad, al inicio estos comportamientos son forzados pero el reto es incorporarlos en tu perfil hasta el punto de ser parte de tus competencias.  

Las competencias que son demandadas en entornos de trabajo flexible son:

Autogestión

Es uno de los primeros retos que afrontamos cuando comenzamos a teletrabajar, al inicio se nos van las horas y cuesta conciliar y cumplir con las actividades propuestas para la jornada.

La autogestión se refiere a la capacidad para ejercer el autoliderazgo, implica madurez personal y un conocimiento de nuestras habilidades y debilidades.

Cuando somos efectivo en la autogestión, sabemos organizarnos, establecer prioridades y generar un balance entre el trabajo y la vida persona. en esquemas de trabajo flexible, es necesario auto disciplinarse y ser capaces de administrar el trabajo con foco en la productividad.  

Flexibilidad

Corresponde a la gestión que hacemos de la incertidumbre que nos rodea y de nuestra capacidad de adaptación. La flexibilidad viene acompañada de una actitud positiva hacia los cambios, alta resiliencia, esto quiere decir que ante eventos desafortunados es capaz de sobreponerse con rapidez y sacar de la situación un aprendizaje y por último de un buen manejo de la incertidumbre, la entiende como parte de la realidad y no se agobia ante escenarios inciertos.  

Aprendizaje continuo

El concepto de “knowmad” en su máxima expresión (nómada del conocimiento). Cuando hablamos de profesionales knowmads no nos referimos a los millenials, este es un concepto que no entiende de edades o generaciones. Desarrollar el aprendizaje continuo es alimentar la curiosidad por aprender de forma constante sobre temas diversos, otro aspecto que acompaña a esta competencia es la valoración del autoaprendizaje a través de diferentes canales.

De hecho, una de las preguntas que podrían hacerte en la próxima entrevista es: ¿Dime algo que hayas aprendido en el periodo de confinamiento?  

Orientación a resultados

Esta es una competencia clásica que estando en un entorno presencial puede pasar desapercibida porque la responsabilidad de cumplir algunas funciones se podría diluir en el equipo, pero cuando estamos en esquemas a distancia la contribución individual es evidente, la consecuencia de una buena organización es cumplir los resultados.

Para desarrollar esta habilidad te proponemos que al comenzar tu jornada laboral diaria te fijes los objetivos que se debe cumplir ese día.  

Colaboración

Hasta el momento se hablaba de trabajo en equipo, pero el entorno actual afianzará el “espíritu colaborativo” como el hilo conductor de las relaciones con los otros, se busca el trabajo en red, que pasa por tener un buen reporte, es decir, que el líder y el equipo saben con certeza a que se dedica cada integrante del proyecto y se alimentan las dinámicas de networking.

Me detengo en el concepto de networking para reforzar que es tan importante generar buenas relaciones dentro de la organización como fuera de ella; la red colaborativa se extiende hasta nuestros stakeholder.  

Mentalidad ágil

Se podría confundir agilidad con rapidez y no es lo correcto, cuando hablamos de la competencia “mentalidad ágil” lo que buscamos es desarrollar la cultura de agilismo en todo lo que hacemos, esto te pasa por la eliminación de burocracia, por confiar en los equipos con los que trabajamos, por ser eficiente en el uso de recursos humanos y técnico, todos estos pequeños cambios sin duda impactarán en la velocidad con la que se toman decisiones y se lograr los objetivos.

La agilidad viene impactada por la cultura organizacional.   

Innovación

Es una competencia compleja, porque antes de llegar al comportamiento innovador, es necesario desarrollar la visión estratégica.

Cuando incorporamos esta habilidad en nuestro perfil es porque nos informamos de manera constante sobre los cambios del entorno y somos capaces de plantear posibles escenarios a corto plazo, nos hacemos las preguntas adecuadas y sabiendo “status quo” desaparece y lo único constante es el cambio. 

Hoy podríamos entender la innovación como la capacidad de anticiparnos a situaciones aportando valor al negocio.  

Gestión emocional

Es la capacidad de gestionar nuestros estados de ánimo de manera consciente a favor de mi bienestar a la vez que somos empáticos con el entorno. La situación de teletrabajo nos invita a ser tolerantes con las necesidades personales de todas las personas del equipo; a diario se hace un trabajo de empatía.  

  • Tener una formación actualizada, esto implica contar con un nivel académico de máster o superior, este tipo de programas te dan una visión práctica de la realidad.  
  • Desarrollar competencias claves que demanda el entorno VUCA y en especial en situación de teletrabajo, ya que ha sido uno de los cambios más notorios en los últimos meses.  

Llegados a este punto, lo que te corresponde es poner en práctica la “autogestión” y definir cuáles competencias debes desarrollar, una recomendación es ir incorporando comportamientos paulatinamente, un buen plan de desarrollo individual podría ser “2×2“, trabajar la incorporación de competencias durante 2 semanas y así hasta completar el plan.  

https://www.youtube.com/watch?v=rN5gY1tNy4Q

Enlace de interés

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Teresa Vila

Teresa Vila

Consultora de Selección y Orientación Laboral Licenciada en Relaciones Industriales con especialización en Desarrollo Organizacional y Digitalización en RRHH, además cuenta con certificaciones en PNL y Coaching, cuenta con más de 15 años de experiencia en multinacionales, participando en proyectos de selección, formación, desarrollo y cultura corporativa. Comenzó en BBVA en el área de Selección y Gestión del Talento, posteriormente pasó a Kraft Foods y Edenred donde logró posicionar a la empresa en el ranking 7 de Great Place to Work. Actualmente se desempeña como Directora Académica de los programas de RRHH de IMF Busines aSchool, actividad que compagina con su rol como docente en diferentes programas y con su consultora en tema de talento y desarrollo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


8 competencias más demandadas a los postgraduados para puestos en teletrabajo