Inicio » Motivación laboral » Consejos para volver al trabajo con la incertidumbre del Covid-19

Consejos para volver al trabajo con la incertidumbre del Covid-19

Incertidumbre. Esa es la palabra que se ha instalado y no parece querer irse. Llevamos años algunas personas en Recursos Humanos hablando de cambio, de VUCA, de incertidumbre. Pero nadie podía prever lo que nos ha caído encima este 2020. Nos tuvimos que poner de un día para otro a teletrabajar y de repente todas las organizaciones tuvieron que aprender nuevas formas de trabajar. El verano parecía ser el momento en el que todo iba a mejorar y ahora debemos aprender a volver al trabajo sabiendo gestionar toda esa incertidumbre.

Incertidumbre instalada

Parece que al contrario de lo que deseábamos, el verano no ha podido con el Covid-19. Ahora estamos viviendo a lo que parece ser la ola 2. Hospitales, oficinas, colegios, se están preparando para esa vuelta y tener más recursos que cuando llegó la primera.

Se supone que la incertidumbre debería ser momentánea, algo temporal que no se instala. Pero este año nos está enseñando que lo que teníamos aprendido, se puede desaprender para asimilar nuevas formas de entender las cosas.

Luz y foco para gestionar la situación

Las organizaciones tienen una cosa en común: todas tienen cultura. No importa cómo sea ésta, pero en todas ellas debe existir un factor para sobrevivir: personas. Ahora más que nunca ese debe ser el objetivo para que la empresa salga viva y reforzada. Es cierto que hay muchos otros factores para que pueda sobrevivir: mercado, clientes, economía, etc. Pero de lo que sí depende de nosotros, debemos hacer todo lo posible para que esté toda la carne en el asador.

Si antes del verano había incertidumbre, ahora está más interiorizada si cabe. Han pasado varios meses y la sensación de tranquilidad no llega. No hay otoño tranquilo. Muchas empresas se plantean nuevas posibles reestructuraciones. Algunas de ellas, bajan las plantillas, en otras como son hospitales o colegios, amplían sus equipos para reforzar lo que parece que llega.

Ahora lo importante es tener claras algunas directrices que nos pueden ayudar a gestionar tal incertidumbre.

Consejos para gestionar la incertidumbre

La pandemia, el confinamiento han generado en las personas ansiedad, estrés y situaciones emocionalmente intensas. Miedo a lo que pasará, incertidumbre por la situación económica, social y sanitaria.

Muchas personas temen tener que seguir lidiando con esa sensación y buscar el equilibrio con lo que suena a teletrabajo (que no lo es), teniendo hijos que no pueden ir al colegio y con algo más parecido al anterior confinamiento. Más trabajo, depresiones, personal en paro, negocios que cierran y no todas las personas reaccionan igual.

Contacto con los compañeros

El poder volver a estar en contacto con el equipo, con los compañeros es algo que debemos aprovechar. Compartir momentos, escuchar nuestras experiencias y desconectar por momentos de nuestro pequeño espacio, genera una conexión con los demás, nos une y eso provoca sensaciones donde rebajamos la ansiedad y la incertidumbre se lleva con mejor aceptación.

Volver a estar con el resto de los compañeros provoca una sensación de recuperar cierto control y eso afianza seguridad. Habilita espacios donde las personas puedan reencontrarse y elabora con ellos planes de actividades que les permitan compartir.

Apoyo del entorno

Hay personas a las que esta incertidumbre les ha provocado un miedo a la pérdida del trabajo. Están más centradas en su puesto y funciones y tratan de avanzarse a todo, por miedo a ser despedidos. El compromiso con la organización es importante, pero debemos encontrar el equilibrio entre lo que podemos hacer y lo que no depende de nosotros.

Es complejo lidiar con esta sensación, y debemos ayudar a las personas que estén más afectadas. Tienen que apoyarse en su entorno como su mayor aliado, pero deben encontrar en la organización, el espacio que necesitan para que su día a día esté lo más alejado de la incertidumbre que lo pueda hacer que se sientan perdidos. Ayúdales para se den cuenta de que más personas están sintiendo lo mismo que ellas y que juntas pueden ayudarse.

Gestión de las emociones

Entender qué estamos sintiendo, cómo equilibrarlo, cómo gestionarlo y por qué nos pasa, es vital para poder tener inteligencia emocional. La empatía, el comprender las emociones y sus funciones nos ayudan en situaciones donde la incertidumbre se apodera de ellas. Conocer cómo se sienten las personas que están cerca de ti, también te ayudará a empatizar, a ver alternativas y superar la ansiedad que les pueda generar la incertidumbre.

Toda esta situación puede estar impactando de manera distinta a nuestros compañeros. Es interesante que dentro de la organización exista ese espacio para escucharse, para charlar y que las personas puedan darse apoyo mutuo. El equipo tiene que poder entender que haya personas que estén cambiando, que todo esto les esté generando nuevas perspectivas e incluso que hayan tomado decisiones que afecten al equipo.

Flexibilidad y comprensión

Cuidar a las personas es algo intrínseco en las relaciones sanas. Para tener equipos que sepan combatir la incertidumbre, debemos tener un estilo de liderazgo que anteponga a las personas a todo lo demás. Ahora es momento de ser flexibles, de entender circunstancias personales, de escuchar, de entender casuísticas y de gestionar los objetivos estratégicos en equilibrio con las necesidades del equipo.

Mucha comunicación

Tener una comunicación transparente, abierta y clara es de vital importancia para que la incertidumbre no viaje a sus anchas dentro de la organización. Debemos transmitir todos los pasos y acciones que vamos a ir llevando a cabo. Hay que estar cerca de los equipos y generar confianza y seguridad para que la cohesión provoque más fuerza en las personas.

Dosificar la información

No vamos a saberlo todo y además nos llueve a raudales la información que nos llega de fuera sobre lo que está sucediendo. Tratar de saber todo y empaparte es imposible. Esto puede llevarnos a unos niveles altos de ansiedad, así que hay que dosificar lo que leemos, vemos y preguntamos. Está bien estar informados, pero debemos saber que lo que estamos viviendo es nuevo, y aún están tratando de analizar y entender cómo gestionarlo. Querer tener la razón sobre una postura u otra, puede generar más incertidumbre. Hay cosas que están fuera de nuestro control, y ahí es donde debemos no implicarnos en exceso.

Seguridad

Por supuesto es importante que los empleados conozcan y sigan las recomendaciones para poder trabajar en sus puestos de trabajos con todas las medidas de seguridad. Aporta información y los recursos necesarios. Mascarillas, gel y distancia de seguridad. Ventilación y limpieza regular para sanear espacios, respetar los tiempos de trabajo y hacer equipos para turnarse en la oficina. Estas medidas rebajan la incertidumbre y nos aportan sensación de seguridad.

Es aconsejable que existan espacios donde las personas no solo puedan relajarse conversando con compañeros, sino que puedan realizar ejercicios de relajación, mindfulness de manera que puedan rebajar así, los niveles de estrés.

Como ves no podemos garantizar que la incertidumbre salga pitando, porque de hecho parece que va a estar por aquí un tiempo. Pero sí que podemos tratar de convivir con ella y estos consejos pueden ayudar en la vuelta tras las vacaciones.

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Especialista en Employer Branding y asesora de Gestión del Talento en las empresas. Apasionada de la comunicación, las personas y cómo potenciar sus habilidades. Su objetivo es conectar a las personas en su entorno de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Consejos para volver al trabajo con la incertidumbre del Covid-19