Inicio » Búsqueda de empleo » 10 errores que estás cometiendo en la búsqueda de trabajo

10 errores que estás cometiendo en la búsqueda de trabajo

No es fácil estar en búsqueda de trabajo y dar con todos los botones que parecen los correctos. Habrás leído decenas de publicaciones con recomendaciones para encontrar el trabajo ideal o por lo menos que los de Recursos Humanos te hagan algo de caso. Muchas veces no se trata de dar con la respuesta correcta, sino de entender cómo podemos evitar equivocarnos.

Búsqueda de trabajo en tiempos de nueva normalidad

La incertidumbre y la inestabilidad parecen haberse instalado y eso no ayuda a la búsqueda de trabajo. Si encimas cometemos errores evitables, perdemos oportunidades. Te presento algunos de los errores que puedes tener en cuenta para ganar opciones y mejorar tu visibilidad.

No conocerte bien

Cuando estás en búsqueda de trabajo, uno de los grandes errores es no saber bien qué vendes. Y ahí entra tu talento. Para eso, es imprescindible que te conozcas bien, que trabajes tu autoconocimiento. Es la baza que tienes frente a ellos que solo han visto un CV y quizás algo más. Cuando una persona tiene claro sus competencias, sus fortalezas, sus puntos a mejorar y lo que hace que brille, tiene mucho ganado. Otra cosa es conectar, pero como estás siendo honesto contigo mismo, lo harás con los que vean aquello importante para ti también.

Hacer CV como churros

Que no te fijes cuando estás en búsqueda de trabajo en lo que sabes y has hecho con un poco de mimo, acaba pasándote factura. Este error es el que te hace creer que eres como McGyver con un simple trozo de papel. No hacer un trabajo de repaso a tu carrera para comentar aquello que realmente debes remarcar, es un fallo.

Observa para qué y quien va ese CV y trata de poner el foco en lo importante. Deben ver aquello que sabes que les va a conectar contigo. No pierdas la oportunidad de que vean simplicidad cuando hay algo realmente grande.

Hacer CV como obras maestras

Tu CV no es la Capilla Sixtina, es un documento que sirve únicamente para explicar una brevísima parte de ti. No hagas que sea tedioso, que dure más de 3 páginas o que sea excesivamente creativo (a no ser que sea para cubrir un puesto para tal mérito). Cuando el entrevistador recibe tantos CV’s debes ayudarle a que se fije mejor en ti. Y este error en la búsqueda de trabajo suele distraerles.

Enviar el CV adjunto a un primer mensaje

Buscar empleo solo, es imposible y se hace cuesta arriba, con lo que te recomiendo una buena red de contactos. Pero construir relaciones es algo que merece mimo, cariño y tiempo. No pretendas incrementar tu red en 4 días y que todos estén con los brazos abiertos en el segundo 1. Cuando más nos damos, es cuando hay un vínculo y eso nace del estar ahí, de la dedicación y cuidado por los demás. De esa manera les será más fácil ayudarnos y escucharnos cuando les necesitemos. No esperes a necesitar ayuda para cuidar tus relaciones.

Apuntarte a todo                  

Cuando uno se encuentra en búsqueda de trabajo y van pasando los días, las semanas y los meses, va llegando la desesperación. Eso puede llevarte a apuntarte a absolutamente cualquier cosa, porque la necesidad te hace perder visión de tus objetivos y necesidades.

Una cosa es que necesites trabajar, porque hay que comer y pagar facturas. Otra es saber qué quieres y qué buscas para trabajar en algo que conecte contigo. En ambos casos debes ser consciente y por tanto esa búsqueda debe ir alineada con tu objetivo. Las decisiones debes tomarlas de forma que sepas por qué las haces. No te apuntes a todo sin sentido, eso a la larga no te ayuda. Busca, y selecciona aquello que se ciñe a lo que tú ahora podrías y quieres o necesitas hacer.

Dejar de apuntarte por creer que no llegas

La contra del anterior error en la búsqueda de trabajo es creer que no estás a la altura. Muchas veces nos obcecamos en que nuestro perfil no cumple con todos los requisitos de la oferta y que por tanto nos van a descartar. Tú no estás al otro lado, y no puedes saber todo lo que están pensando o queriendo. Si hay factores que a ti te motivan, demuestra por qué tú podrías aportarles de una manera que quizás no han contemplado para resolver sus necesidades.

Se trata de contrarrestar lo que puede faltarte con aquello que tú aportas y que a ellos les puede servir. Para ello es importante conocer bien la empresa, su cultura y el match entre posibles puntos de mejora y tus competencias para solucionarlos.

Descuidar tu Marca Personal

Nos hemos acostumbrado a hablar solo de CV cuando estamos en búsqueda de trabajo. Ese documento en un tiempo será historia. ¿Por qué? Porque en un trozo de papel es imposible contar toda tu historia, quién eres, cómo eres y todo lo que tú sabes y puedes hacer. La Marca Personal ha llegado para quedarse, porque no es una moda, a pesar de que muchos así lo ven.

Tú tienes Marca Personal, la cuides o no. Todo lo que compartes, opinas, aportas, comentas y publicas en la red, forma parte de ella. Haz que esté alineada con lo que tú de verdad eres, para que de haber organizaciones con las que puedes conectar, te encuentren y destaques.

No prepararte la entrevista

Creer que en la entrevista solo cuentas tú, es otro de los errores que se cometen en la búsqueda de trabajo. Además de conocerte, debes utilizar la baza de la información para ganar puntos. Se trata de conocer bien la organización, su cultura, investigar los puntos que pueden hacer que conectes con ellos. Demostrar en la entrevista que has hecho tus deberes, les dejará claro tu interés para con ellos.

Disfrazarte o ser tú mismo

Entrar en la entrevista y que parezca que el vecino te ha dejado el traje, no es una buena señal. Tu idea de dar buena impresión no ha de ser la que crees que tiene el que va a entrevistarte. Uno de los mayores errores en la búsqueda de trabajo, es creer que el de enfrente te quiere ver con un traje o aquellos tacones que solo te pones a las bodas que te invitan.

Estamos acostumbrados a tener unos protocolos para cada ocasión. Y si bien es cierto, que hay un traje para cada momento, debemos entender la entrevista de trabajo, como algo más cercano. Cercano significa que debes ser tú mismo, que lo que tú seas día a día, es lo que deberían ver. Y por supuesto, no mientas. Se suele hacer para impresionar, para causar la mejor sensación. Pero a largo plazo es un factor que se puede volver en tu contra. Si somos honestos, mostraremos nuestra mejor versión.

La persona que te está entrevistando no quiere respuestas “correctas”, quiere tu verdad. Es la única forma de ver si existe conexión real. Que estés nervioso es de lo más normal. Míralo así, piensa que estás delante de una persona que, si te conociera bien, no dejaría que te escaparas. Quizás así, te da más fuerza para valorar todo aquello que puedes mostrarle.

Tener una actitud derrotista

Sabemos que es difícil, y que cuanto más tiempo pasa, más cuesta arriba se hace. Pero estar en búsqueda de trabajo es un trabajo en sí mismo. Debes trabajar toda tu persona para poder avanzar y estar con la mejor energía para cuando la necesites. Una actitud positiva te acerca mejor a tus objetivos.

No te garantiza trabajo, pero tener en cuenta estos errores puede hacerte ganar tiempo e invertirlo de mejor manera. La idea es que pongas foco y luz en aquello que realmente te lleva a tu objetivo en la búsqueda de trabajo.

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Especialista en Employer Branding y asesora de Gestión del Talento en las empresas. Apasionada de la comunicación, las personas y cómo potenciar sus habilidades. Su objetivo es conectar a las personas en su entorno de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


10 errores que estás cometiendo en la búsqueda de trabajo